miércoles, 27 de abril de 2011

profesores o maestros


Esta ha sido mi colaboración de esta semana para El Estafador.
He de alegar que nunca se me han dado bien las matemáticas, pero tengo mucho rencor acumulado hacia todos y todas las profesoras de esa lección (por alguna razón, casi siempre han sido mujeres), que no solo no me ayudaron cuando veían que flojeaba, sino que me daban razones contundentes para que las aborreciera con toda mi alma.
Toda la vida riñéndome por prestar poca atención, por no tener los deberes bien hechos, sin responder a mis dudas, humillándome en una pizarra.... para nada.

Sigo sin saber para que sirven las ecuaciones de segundo grado, los logaritmos y las raices cuadradas, y no me va tan mal oye..