miércoles, 19 de enero de 2011

Reirse mola


La risa es cosa buena.
Aunque no entiendo porque a veces al reirme me salen lagrimones... ¿será una faceta extraña de mi cerebro de deshechar todo lo malo cuando me pasan cosas buenas? ¿será que mi cerebro se me escapa ya hecho líquido por las cuencas de los ojos?
Sea como sea, parece mentira que a mí me manden hacer reír. O dibujar para hacer reír.
Yo que soy incapaz de contar un chiste (se me olvidan todos en cuanto me los cuentan), y que cuando la gente me conoce debe pensar que soy lo más anodino del mundo porque en verdad soy tímida hasta el extremo y les observo con cara de camaleón.
Pues bien, pese a todo, seguiré saliendo en la sección Gas de la Risa de la revista El Jueves semanalmente. Y para muestra, una de las viñetas ya publicadas.

Rianse.
Por favor..