miércoles, 27 de abril de 2011

profesores o maestros


Esta ha sido mi colaboración de esta semana para El Estafador.
He de alegar que nunca se me han dado bien las matemáticas, pero tengo mucho rencor acumulado hacia todos y todas las profesoras de esa lección (por alguna razón, casi siempre han sido mujeres), que no solo no me ayudaron cuando veían que flojeaba, sino que me daban razones contundentes para que las aborreciera con toda mi alma.
Toda la vida riñéndome por prestar poca atención, por no tener los deberes bien hechos, sin responder a mis dudas, humillándome en una pizarra.... para nada.

Sigo sin saber para que sirven las ecuaciones de segundo grado, los logaritmos y las raices cuadradas, y no me va tan mal oye..

17 comentarios:

Tesi dijo...

Me alegro que no te vaya nada mal chica, pero yo me gano la vida dando clase...

¿Alguna vez te has visto en la tesitura de un profesor?

A mí me jode bastante ver a gente que está tocándose las narices cuando les explico algo (yo también era -y soy- de los que dibujaba cuando me aburría, sólo que ahora sé lo que molesta al que explica la lección)...

Los logaritmos, las ecuaciones de segundo grado y todas las matemáticas tienen más aplicaciones reales de las que podríamos llegar a imaginar, porque básicamente, hasta la música es matemática.

Un apunte más: http://www.elpais.com/articulo/sociedad/anumerismo/incultura/elpepisoc/20110406elpepisoc_1/Tes

Y perdón por el inmerecido cañonazo que te he pegado y el tostón que te he pegado...

Sigue dibujando tan estupendamente bien.

Tesi dijo...

Joder, sueno como un perfecto imbécil.

En serio, sólo soy un profesor de ciencias que ama su trabajo. No me lo tengas en cuenta.

Esther Morales dijo...

TOTAL Y ABSOLUTAMENTE DE ACUERDO

Alexandra Martín dijo...

me encanta! jajajaa siempre me hace reír todo lo que publicas, te tengo puesto un enlace en mi blog xq sigo mucho el tuyo y me encanta todo lo que haces! un saludico y sigue haciendo dibujicos así de bonicos ;)

Anónimo dijo...

Lo siento Tesi, soy el padre de Bea. Y solamente he de comentarte, que si los profesores de ciencias, impartieseis esas asignaturas con algo mas de imaginación, os daríais cuenta que vuestros alumnos prestarían mas atención. Sois demasiado cuadriculados, y prepotentes. En mi etapa de estudiante me ocurrió lo mismo que a Bea, y después de tanto tiempo, comprobé que nada había cambiado en el sistema de impartir matemáticas. Por lo que he de reprocharos que no avanzáis. Y disculpa por mi tono, pero nunca por suerte me pondré al otro lado de unas mente cuadriculadas. Viva la creatividad y el ingenio. Por desgracia el mundo esta lleno de aburridos.

Tesi dijo...

Señor Padre de Triz:

Siento que sin conocerme y sin haber asistido a ninguna de mis clases, me califique usted de aburrido, prepotente y cuadriculado.

Siento mucho que de verdad, sin conocerme me vea así y me meta en un saco en el que está metiendo a muchas otras personas que quizás son o no son aburridos, prepotentes y cuadriculados.

Quiero pensar que por cada alumno que aprueba gano una batalla. Que cada chaval que me ve por la calle y me saluda y me da las gracias es un regalo y un acicate (a veces pasa).

Pero quizás pensando esto soy demasiado aburrido, prepotente y cuadriculado.

Me disculpé en la siguiente contestación, porque al igual que cualquier persona, me tomo en serio mi trabajo: enseñar ciencia. Quizás demasiado en serio. Por ello me disculpé. Supongo que Triz (o cualquier otro dibujante, como muchos otros que conozco) se pondría de uñas si alguien menospreciara su trabajo.

Enseñar es una ciencia en sí, complicada, que requiere elevadas dosis de educación, paciencia y amor por tu trabajo.

Así es como yo lo veo.


Otra vez me alargo. Seguro que con una caña (o aguas, o lo que sea) de por medio hablaríamos de esto de mil amores, y acabaríamos riendo y llegando a un entendimiento... Me tengo como una persona divertida.


Siento decir que me tengo que levantar mañana pronto y estoy muerto, lo siento (acabo de llegar de entrenar).

Un saludo cariñoso a todos.

Lucy dijo...

Cada uno es un mundo y a cada uno nos atraen cosas diferentes y tal es así que necesitaríamos un profe por cada alumno para que nos terminase de cuajar cada contenido... Más allá de todo eso, sé por experiencia, que la atención de un maestro hacia el alumno hace la diferencia.
Recuerdo mi "graduación" a mis 17 años, cuando la profesora al mando de la locución (fisica y matemática) me nombró junto con otros 5 alumnos más (entre ellos los cerebritos y los que armaban lío) como "alumna soñadora que nos asombra con sus dibujos" Ese día, quise mi colegio y a mi misma un poquito más. Me dí cuenta que no estaba sola y que no era uno más entre mis profesores. En fin, muy bueno lo suyo Triz.

Triz dijo...

a ver...
señor tesi, yo no meto a todos los profesores en el mismo saco.
A lo largo de mi vida me he encontrado profesores buenos, regulares e incluso excepcionales.

Mi única experiencia fallida y desastrosa son con los profesores de matemáticas. He tenido la mala suerte de que no solo intentaban metérmelas en la cabeza de mala gana y con despecho, con frases tan absurdas como: "no preguntes más, esto es así porque si", si no que me han desmotivado en lo que realmente me gustaba.

Yo siempre he sido una alumna que atendía en clase, pero el dibujar en las mesas se producía mecánicamente cuando mi cerebro intentaba evadirse desesperadamente, no por aburrimiento, sino como relajante ante la presión.
He tenido malos profesores, pésimos que no han sabido inculcarme más que un odio profundo hacia esa asignatura.


Espero sepa perdonar a mi padre, él estuvo a mi lado todo ese proceso y no le sentó nada bien el trato que se tuvo hacia mi, que tampoco voy a describir.

Me alegra saber que existen profesores que aman su trabajo, porque esa debería ser la motivación para que los demás atendiesen tu trabajo.
Seguramente sea un profesor estupendo, una lástima que a mi, me pille tarde.

encantada de conocerle, esta viñeta solo pretende ser una forma de desahogarme con todo lo inculcado entonces, no un reproche hacia los demás.


muchas gracias y un fuerte saludo!

Tesi dijo...

Tu padre y tú estáis invitados a cañas si algún día pasáis por Fachadoliz.

Y no se hable más.

Kalmia dijo...

Mola la viñeta y aparte de eso y hablando de matematicas...

Yo tuve suerte cuando empezaron las mates complicadas porque tuvimos una profesora muy muy buena, una mujer que nos hacía las clases muy entretenidas y que explicaba genial.Pero en el último curso en E.S.O nos cambiaron a la profe por una mujer que se explicaba fatalmente, no había manera de pillar las cosas ni de entender por que se hacían. Ese año para sacar mates tuve que estudiarlas del libro, cosa que no había tenido que hacer antes X_D

Aparte de eso, yo este problema lo he tenido siempre con el euskera. Si encima de que algo te cuesta , no le ves utilidad, y los profesores en lugar de ayudarte no dejan de machacarte por algo que se te da mal... pues ya tienes el pack completo.

Ana Pepinillo dijo...

Hombre, algunos profes no somos tan malos :P

pau dijo...

:)

Yo tampoco tengo ni puta idea de para que sirven las ecuaciones de segundo grado.

Diego Cornejo García dijo...

Me encanta tu trabajo, me haago seguidor :)

Aurora dijo...

A mi me vinieron a decir lo mismo: que si me ganaría la vida pintando aceras con tiza... ays, little de ti, profesor (de lengua, en este caso).

Y en cuanto al profe que se pica, más sentido del humor... y un poco de clases de retórica. Se atiende cuando interesa el tema, pero también cuando saben hacer que te interese.

Aurora dijo...

por cierto, se me ha olvidado comentar lo más irónico de todo: ahora diseño y maqueto libros de texto para la ESO (y para infantil y FP)

ou yeah!

Sufit dijo...

a mi nunca me molestaron.... no me decían nada y yo no hacía nada, y siempre reprobaba :S

Joan Marín dijo...

Pues yo que soy profe de Plástica ya os digo que nos discriminan a lo salvaje.

Tesi, has leído o visto algo del pedagogo Sir Ken Robinson? Es esclarecedora su visión sobre la educación...