domingo, 26 de septiembre de 2010

ironía del ilustrador


En este oficio pasa una cosa muy curiosa: O te mueres de asco 6 meses sin que nadie te de trabajo (pese a tu insistencia acosadora y lastimera) o te viene todo de golpe y te pasas un mes o dos sin salir de casa.
Así pues voy a ponerme manos a la obra para terminar encargos y demás. Mi economía me lo pide chillando de una forma desesperada.

Pasadlo bien.