viernes, 9 de julio de 2010

La alegría de la horta



Hace unos días, Fran colgó los dos tomates cherry que dio nuestra tomatera antes de morir en el intento. Tras la tristeza inicial de verla en coma, decidimos añadirle transfusiones de agua para intentar reanimarla.
La receta ha dado resultado y ella sigue dando retoños con un poco más de humor.
Ahora uno de sus primogénitos la cuida dia y noche...

Eso si, quien venga a casa podrá degustar un pa amb tomàquet casero casero!!

5 comentarios:

Andre dijo...

uh! bajadme uno para esta tarde!
que monesquez...
debemos cartonear un día, tengo muchas ganas!
puede ser terrible
muah!

por cierto, me gusta mucho la palabra que me ha tocado en el verificador de este comentario.

es couskin!

y tambien me gusta la de la ciudad del mundial, "Pochestron"

no es maravilloso?

ANA dijo...

ummmmmm qué hambrunaaa perruna...
muaaaaa

nuria dijo...

jejjeje!
que bueno!

yo tengo pimientos de padrón en la terraza, y frambuesas y perejil y melocotoneros...
pero me falta una tomatera!!!

^___-

. dijo...

:D
eres genial.
Adoro la expresión de estos
tomatitos, salúdalos de mi parte.
Un beso desde Murcia.

Pantero Pinco dijo...

Ah, pero hay que regarlos? Por eso a mí no me sale ninguno :P

Se ven ahí un par de tomaquets que DEBES recoger porque luego se anquilosan y se quedan churrumíos, y no hay quien los eche de casa.