jueves, 20 de mayo de 2010

Domingo


La mayor parte de las veces el domingo es síntoma de asobinamiento gratuito.
Es mejor llenarlo con partidas estúpidas al trivial, chocolates y cafes, peliculas maravillosas (o marvillosamente extrañas) o si puede ser, todo a la vez.

10 comentarios:

Esther Morales dijo...

Vivan los domingos

:)

Fabian dijo...

Excelentisimo te quedó!! :)

la princesita dijo...

Menos en verano, dia oficial de playeo en familia! jajajaja

Soli dijo...

Yo quiero eso. Siempre termino trabajando el Domingo. :[

Squid and Pig dijo...

y lo bien que se está sin hacer nada? tirado en el sillón disfrutando del tiempo sin tener que estar haciendo nada? vivan los domingos! tendrían que haber más a la asemana! xD

Dara Scully dijo...

yo los domingos los lleno de cuentos, de pestañeos a toda velocidad y de zumo de naranja cuando queda y no he olvidado ir a comprarlo.


(quiero achuchar a la chica)

amaia arrazola dijo...

amen

Sin_Hache_Intercalada dijo...

estoy de acuerdo contigo!!
por cierto, me ENCANTA tu trabajo... tu blog es genial...!

el mono astronauta dijo...

Te añoro por flog, así que ahora te visito por aquí!

Jmontiel dijo...

Preciosa descripción gráfica de los domingos. Me encanta!