sábado, 29 de agosto de 2009

Tiki-orgía

Pasado el volcán inocente del fuego fresquito, en la selva nudista, se halla el poblado tiki de Babia.
Aborígenes sin pudor alguno que trotan alegremente en porretas, que portan máscaras en honor al dios de la tribu; Flais el disperso, y que entre cacería de zoropollos y sacrificios de blandiblú (para atraer la fortuna) se dedican a disfrutar de su desnudez.


Su poblado está lejos, pero si alguna vez pasáis por allí sabed que la sopa la hacen sin avecrem y es de buena educación llevar el postre.