martes, 16 de junio de 2009

viajeros al tren!

La menda es una culo inquieto, y no hay nada más incómodo en este mundo que un tren de trayecto de 6 horazas seguidas, rodeada de gente que habla de más, de cotorras al móvil y de niños berreando y corriendo por los pasillos (por favor! que alguien les ponga un bozal y una correa!).
Así que en cuanto llego zapatillas fuera y a tomar posiciones.
Normalmente me cuesta un rato hasta que decido qué hacer con mi vida (dormirme? hacer crucigramas? leer? ver la mierduzca de peli que echan?), y si elijo la primer opción y estoy acompañada de pequeño.... echo todo el morro del mundo y me acurruco como un ovillo hasta quedarme completamente k.o.

la experiencia me ha dicho que dormir en los viajes los hace mucho más llevaderos.
Y en la vida tres cuartos de lo mismo.