jueves, 7 de mayo de 2009

El peor enemigo eres tú mismo


Y porque hay días que lo mejor que puedes hacer es meterte en un hoyo y dejar que pasen tranquilamente sin que noten tu presencia, porque si la huelen harán lo posible por destruirte.

Eso ha pasado hoy.
Algún ser malévolo de las fuerzas malvadísimas del cosmos me ha señalado mientras decía: "a por esa canija inmunda" y se ha cebado conmigo.








Has ganado esta vez ser malévolo de las fuerzas malvadísimas del cosmos, pero la próxima juro venganza.