viernes, 17 de abril de 2009

Hairspray rosaaa

El rock resuena en la tele, mientras centenares de niñas monas hacen alarde de su peinado y de su nuevo vestido zapateando a ritmo de rocanrol con su amorcito al lado para cogerlas en las mil piruetas de la coreografía.

procurad mantener la cabeza alta, la frente despejada y mucha, mucha laca!!!
Todo en la pista huele a chicle y a batido de fresa...

Empieza el espectáculo!

skatalíticamente hablando

El ritmo entra en la pista como una droga para el público, que mueve los pies arrastrando las notas de Ska por todo el escenario.
Reivindicando a base de notas musicales, toda persona que lo escucha se empieza mover, se saborea la independencia en cada zapato.

No os quedéis ahí parados, el ska está para sentirlo y bailarlo.
Pasad, pasad y disfrutad...






(esta se la dedico personalmente a tanya. muak!)