jueves, 26 de febrero de 2009

pelusa ATTACKS!!

No sé cuanto tiempo hacía que nadie pasaba una escoba por debajo del armario. Quizá años...
Ahora veo lógico que al sentirse intimidada por un objeto extraño que la acosaba saliera como una exhalación a intentar morderme.

Fue en defensa propia.

Pero el susto ya me lo ha dado.