viernes, 6 de febrero de 2009

mares y lares


Aunque no es un paisaje real (o puede que si, quien sabe) el mar sigue hipnotizándome.
Cuando subo a la escuela y veo desde allí arriba toda la ciudad con el mar de fondo me quedo como ida y se me va la cabeza mirando el horizonte fijamente.

Y con una sonrisa.