domingo, 16 de agosto de 2009

Peluches dicharacheros

Por el precio casi de ir a ver una pelicula, con sus palomitas y coca-cola incluída, puedes adquirir un ejemplar tan adorable como los que se muestra en la tienda de Babia.
Baratos, bonitos y hechos a mano con la paciencia de una madre.
Adopta uno de estos pequeños que están deseando encontrar un hogar o una manada de ñus voladores sobrevolará tu cabeza deseosos de rumiar en tu cráneo.
¡yo ni me lo pensaba!


Por cierto, los peluches no son creación mía.
Diseño de Fran.
Pero conviven con nosotros... adopta uno!

8 comentarios:

Anchie! dijo...

WOW! Me encantaría tener uno de esos! Y no tanto por los ñus, sino porque de verdad se ven interesantes! :D

katakraos dijo...

Pues esta mañana te lo anuncio en la kame, hermosa ;)

JuarezBarrikada dijo...

ey que onda buen jale el suyo , felicidades buen sitio , aprovecho para acerle promo al blog de mi colectivo dense una vuelta juarezbarrikada.blogspot.com

solcervantes dijo...

Felicidades por tu blog. Te informo y de paso consulto que te he enlazado al mío, si no estás de acuerdo me lo dices y sin problemas.
Me hace mucha gracia tus caricaturas porque además, yo también soy pequeñita y con gafas y me represento en ellos.
¡Ah! y no puedo ofrecerte nada porque yo también estoy en paro.
(Por otro lado algo que no es difícil en estos tiempos y siendo diseñadora gráfica).
pues lo dicho, felicidades de nuevo y un saludo.

Littlerat dijo...

yo ya tengo mi ejemplar de hombre lobo!!!!!! Comprad malditos! son peluches divertidos y adorables! jejeje,

Besis reina mora!

Sole dijo...

Otra coincidencia, que yo también estoy haciendo peluchitos :)
Estan super originales los diseños. Me encanta el de sombrero largo.

David dijo...

falti!
tengui!
tengui!
tengui!
falti!

:P

Andre dijo...

pero dende os habeis ido a mudar???
que se ve barcelona! por lo menos al lao de mi casa!
yo tampoco tengo vacaciones, estoy trabajando como una señora, pero en mi casa de mandril.
respira, respira, que sienmpre es entre divertido y agobiante...
mudarse tiene un punto de genial masoquismo...
nos vemos por barcelona majeta!