martes, 3 de febrero de 2009

ascensores compartidos


De nuevo en el ascensor un extraño ser se montó a mi lado.
Acaricié al canino que me lamía los tobillos y no pude evitar mirarle.

- ¿A qué piso va?
Me miró arqueando una ceja.
- A Babia.




Pulsé el 2º y cuando estaba sacando las llaves me di cuenta de que me seguía.
- ¿Perdone?
- ¿si?
- ¿adónde va?
- A Babia.
- Pero me está usted siguiendo.
- Exactamente....

Entonces comprendí y le dejé pasar.
Desapareció en cuanto cruzó el marco de mi puerta.












(gracias por la colaboración a sir Franagan).

7 comentarios:

silviuski dijo...

jojojo, genial. Yo he encontrado una ruta secreta directa desde el arcon de mi cuarto a Babia... A que hora quedamos pekeña?

JuanolO dijo...

Extraño ser, ciertamente.
Hasta luego.

Jordi Solano dijo...

¿cómo que de que va? ¿De qué vas tu? Invitame a un café y yo me ocupo de contarte lo del fin del mundo (aunque me temo que la historia tiene menos misterio del que algunos creéis).

Creo que, después de observar el dibujo detenidamente, por fin he descubierto cual de los personajes eres tu :)

Buenos días, ñiña!

ANA dijo...

pero qué arte tienes.... me encanta que tus personajes quieran vivir contigo...


¿yo puedo?


;)

SIRA GOIRIENA dijo...

es un placer pasar a deleitarse por aquí!

Victor Algar dijo...

JAJAJAJAAJJA! Me ha encantado el dibujito de la T-10!!! XD

Nausicaa dijo...

:) Q maravillosa historia!