lunes, 22 de diciembre de 2008


a veces te sientes desnuda aún arropada hasta la cabeza.
otras veces la desnudez es tan cómoda que ni te percatas del estado tan indefenso en el que te hallas...