jueves, 20 de noviembre de 2008

un rincón en el tejado























...para subir con una manta y perderte en la nada más absoluta.
las luciérnagas alumbran la isla en sus habitáculos improvisados...



caliéntame los pies.
Siempre los tengo fríos.