martes, 7 de octubre de 2008

Mensajería


En Babia no hay correo ordinario, solo maleducado muchas veces, pero el trabajo de repartir cartas está en manos de las pajaritas de cartulina que pululan por toda la isla.
Es bien sabido que hay miles de criaturas curiosas, pero ellas despliegan sus alas dobladas manualmente para entregar en un pis pas la correspondecia.