jueves, 22 de mayo de 2008

Lobas



Es bien fácil tener un toque de erotismo sin llegar a ser excesivamente vulgar. Lo cuál tampoco es malo... pero yo prefiero enfocarlo desde una sonrisa cómplice.

A través del espejo


Qué habrá al otro lado del mundo de narciso?