domingo, 2 de noviembre de 2008

fresquete



Esa frase es la más pronunciada últimamente por estos lares.
Nos lo decimos sin piedad, lo pronunciamos inocentemente, como si la otra persona no lo estuviese sufriendo en sus carnes.

Pero ese frío helador y húmedo se te mete en los huesos y hay que sacarlo mencionando su existencia.

8 comentarios:

Littlerat dijo...

ay si que hace un frio de mil demonios! y si, es cierto que la única forma de expulsarlo del cuerpo es pronunciando esa palabra!

Fabian dijo...

Aca aun no hace frio, de hecho hoy amanecio de manera que parece verano, asi que te envio electronicamente un abrazo calientito. Yo me hago a la idea que comiendo chocolate se me quita el frio, lo he escuchado asi que me como varios tratando de convencerme, a veces lo logro.

Lulu dijo...

creo que l frio es una de las cosas que mas me angustian
"le matine":que cosa mas linda!

konvalia dijo...

I'm visiting ur blog for the first time and I truely like ur work:))
guess will be dropping in more often:)
un saludo!

Blanca Bk Gimeno dijo...

Completamente de acuerdo, jejejeje

álvaro ortiz dijo...

aquí también pega, brrrrrrrrrrrr

Kalmia dijo...

Como siempre, monisimos tus dibujos.
Por cierto me dejaron un pequeño regalito para le blog y ami me ha tocado repartir tambien , asíq ue claro he ido apor mis compañeras de ilustra-t y te ha tocado XD
Te dejo el link por si quieres verlo ^^

http://joannanieto.blogspot.com/2008/11/premio.html

Jordi Solano dijo...

Qué bonito. Hacía por lo menos desde el cretacio superior que no me pasaba por aquí (por aquí ni por ningún otro sitio, dicho sea de paso para que no se me ofenda). Y como siempre, es un placer casi secreto recordar por qué debería haber pasado más a menudo.

No le diga a nadie que se lo he dicho...

En respuesta a una pregunta que me hizo usted hace setecientosmil millones de años, mis dibujos van, no todo lo bien que yo quisiera, pero van, y al fin y al cabo uno se encariña con sus bebés aunque sean tontos, o feos, o las dos cosas. Así que por ahi no me quejo.

Un abrazote gordo, feo y tonto.