martes, 9 de septiembre de 2008

Soledad

... no solo hay que regar la cabeza. También el corazón, aunque este último depende de dos personas. Y es difícil encontrar personal en los tiempos que corren..

10 comentarios:

Esther dijo...

Y tan difícil; pero el día que lo encuentras.. aaaamiga


Besos

Nikaperucita dijo...

mmm... tiene pinta de carnivoro tu corazoncín :)

Nébula dijo...

Cuanta razón...

Blanca Bk Gimeno dijo...

Me gusta mucho la ternura y la ilustración. Lo que no me queda claro es ¿la planta carnivora que sale del pecho? Un poco extraño, teniendo en cuenta que no devoramos a los hombres, sino más bien al contrario, los mimamos y les damos lo mejor de nosotras mismas. :)

Aramel dijo...

Pero cuando el jardín no se limpia siempre salen malas hierbas...

Blanca Bk Gimeno dijo...

Tienes razón. ;)
Me han gustado tus puntos de vista.

Eduardo Alvarado dijo...

Me gustó mucho...y sabes que me encanta? La forma en que "te" dibujaste, la cintura, las caderas...y ese precioso pocito en el centro del vientre!

Sebastián dijo...

el personal está mal pagado.

Jordi Solano dijo...

pues yo no estoy seguro de lo de las dos personas... pero bueno, puedo equivocarme, me ha pasado otras veces.

El mal de amores lo intenté dejar hace tiempo (por ahora con bastante éxito) y si, seguramente acabe siendo un viejo cínico y pajillero, pero qué le vamos a hacer...

Littlerat dijo...

no te habvia dicho que me encanta este dibujo no? pues me encanta pequeña!!!